Cojiendo con el per...
 
Compartir:
Notificaciones
Vaciar todo

Cojiendo con el permiso de mi esposo 13 primer dia

1 Respuestas
1 Usuarios/as
0 Reactions
237 Visitas
(@voragine)
Miembro enrollado Autor
Registrado: hace 4 años
Respuestas: 51
Topic starter  

COJIENDO CON EL PERMISO DE MI ESPOSO.

¡QUE VERGA! Hola queridos lectores espero me allan extrañado un resto para el dia de hoy voy a contarles lo que me paso cuando despues de haver tenido un caso legal que me dejo sumamente extresada, decidimos con mi esposo viajar a Santa Marta a pasar unos dias de descanso, sol, playa buena comida, roncito o cerveza fria. Ha y hombres, tenia que darle de comer a mis intistos sexuales los que tenia descuidados.

Fue así que llegamos, nos quedamos en el apartamento de Azdrubal a quien desafortunadamemte la violencia acabo con su vida. Pudiendo adueñarme de el pagando una bicocada al notario por el traspaso de las escrituras a mi nombre. El apartamento queda en pozos colorados que es una zona que se ha valorizado un monton ya que han construido y hay proyectados varios hoteles mas.

Llegamos un Jueves al medio dia, nos instalamos el apartamento estaba en perfecto estado ya que me lo administra una agencia y luego salimos al centro en taxi a comprar viveres parar en un barcito y tomarnos unas cervecitas y regresar al apartamento organizar los viveres en la alacena y la nevera. La tarde paso rapidamente, me puse a preparar la cena mientras David miraba en el televisor un partido de beisbol. Cenamos y como habia luna llena y no habia nubes salimos a caminar por la playa, nos divertimos con los cangrejitos que salen de sus guaridas y apenas lo sienten a uno salen corriendo   a esconderse y nosotros a agarrarlos, hablamos de todo lo que me paso con el cliente y que me toco en varias ocaciones sacarle la verdad porque hubo varios momentos en que me hizo quedar como una idiota, pero pude sacarlo aelante y que me hubiera demorado menos si hubiera contado todo.
Regresamos al aprtamento y destape la botella de ron y no la tomamos bailamos uno que otro vallenato y luego terminamos haciendo el amor en el cuarto.
Al otro dia me desperte como a las 9 am David ya se habia levantado y preprado cafe que al sentirme que entraba al baño me lo llevo, bien cargasdo, abri el balcon y el dia estaba asoleado sin una nube a lo lejos se veian dos barcos navegar uno entrando y el otro saliendo de la bahia.
Desayunamos y nos alistamos para ir a la playa y nadar un poco, cojer un poco de color canela. Era septiembre temporada baja y en la playa habia muy poca gente, yo llevaba un vestido de baño de dos piezas bastante destapado y una bolsa de mimbre donde llevaba la toalla, los aceites, el bloqueador.
Primero caminamos un poco y al ver que habia varias chicas en toples decidi tambien quitarme el sosten y sentirme libre, fuera de que me encanta mis tetas, me excita que me las vean.
Volvimos cerca del apartamento y nos acomodamos, estiramos las toallas y nos sentamos me aplique el bloqueador, destapamos cerveza, prendi un cigarillo y miéntras me lo fumaba observaba el paisaje, los pelikanos volando, 6 parejas de jovenes que pasaron quienes cuando terminaron de pasar, note que fui su tema de conversación, ya me imagino.
Como era de esperarse y conociendo que a la playa van tipos en busca de damas, solo era cuestión de esperar a ver que se podria apatecer o aparecer.
Bueno tambien es cierto que es temporada baja, poca afluencia de turistas.
El mar estaba un poco picado, decidi entrar y refrescarme, David habia estado nadando y nos abrazamos y besamos.

- Mi niña hermosa, mi pedacito de mujer cada vez estas mas bella.
-  ¿Viste a los jovenes que pasaron?
- Si las dos monas estan divinas.
- A si ¿te gustaron?
- Divinas ese par, como para hacer un trio.
- Sera un cuarteto o no me piensas invitar.
- A no si claro que si.
- hubieras visto la cara de los muchachos. Escurieron babas mirandome.
<span;>-  A no mami es que con este par de tetas tan bellas que voz tenes cualquiera.
<span;>- Cierto que si,  me encantan mis tetas.
<span;>De pronto vimos a un señor trigueño de 1.80 mas.o menos de alto de buen porte contexþra gruesa no gordo, que se sentaba como a unos diez metros de las toallas nuestras. Voltee a mirar a mi esposo quien me dice.
- ¿Que tal, futuro candidato?
- Haja esta como a mi me gustan, totalmente comestible.
Lo seguimos observando traia puesto una bermudas las que se quito.
- Papi mira ve, trae un pico loro.
- ¿que, que?
- Un pico loro. El vestido de baño.
Que es un vestido de baño delgado para caballero y que por su tamaño hay que colocarse el pene hacia abajo, casi que entre los huevos.
- Bueno y que esperas mamita para mostrarle lo que tienes.
- Ya espera a que se acomode y tiro el anzuelo.
Mientras eso pasaba nadamos un poco, vimos que se acomodo sentado en la arena y observaba el paisaje.
Decidi salir e ir a donde las toallas a sacar una cerveza de la neverita y tomar varios sorbos sin sentarme, de pie mirando hacia el mar y de reojo al vecino, para darne cuenta que he llamdo su atención.
Saque un cigarrillo, me sente y lo prendi, mientras me lo fumaba  , ya habia mucha mas gente que pasaba de largo y dos peladas que se hicieron al costado izquierdo traian sus sillas para asolearse y primero realizaron la rutina de aplicarse los bloqueadores y protectores solares una de las peladas se me quedo mirando y algo debieron de haver comentado y al rato una se quito el sosten, la otra traia un vestido de baño de una pieza. Terminaron de ponerse los bloqueáores y se recostaron a tomar el sol. Me termine La cerveza, me volvi a parar camine hacia el mar sin dejar de mirar hacia el čostado, en donde estaba el caballero de reojo.
En ese momento paso una morena vendiendo cocadas y David salio a su encuentro comprandole varias, voltee a donde estaba aquel y no lo vi en su puesto, Hice un paneo y lo vi que entraba en el mar a unos metros. Nuestras miradas se cruzaron, me sonrei y me meti mas al mar nade un poco, David se sento en a arena a disfrutar de sus cocada y a ver el paisaje.
El mar estaba picado y algo me toco la pierma, me detuve a odservar que podria ser, no vi nada y segui nadando, siempre me habia alejado y me devolvi y al nadar veia el ondulado de las olas que al bajar la playa se perdia y volvia a aparecer al quedar ariba en la ola. La cuestion fue que me deje llevar por una ola y me dio temendo sacudon al romper en la playa y lo bueno fue que senti que me agararon y como pude resulte abrazada a esa persona y ya cuando me senti salvada pude ver quien era. El caballero de la playa.
- Ahi santo dios que fue eso.
- Ya tranquila que no paso nada.
Yo tenia mis piernas abrazandolo y mis codos en sus hombros.
- La fuerza de las olas le jugaron una mala pasada.
- Nunca me habia pasado esto, que revolcada. Ahí muchas gracias.
- Pude agarrarla antes de que llegara a la orila, si no se hubiera lastimado.
Yo seguia abrazada a el que me tenia agarrada de la espalda, tenia arena en la cara y me limpio
Coloque el codo derecho sobre su hombro y mi mano sostuvo mi cabeza.
- Bueno muñeco ¿y como te llamas?.
- Rafael preciosa.
- Ve que apellido tan curioso.
- Jejejeje Rafael Sanabria.
- Mucho gusto Rafael mi nombre es Diana Lucia Saavedra.
- Y estas solo o alguien viene contigo.
-  No preciosa vengo solo ¿y tu estas con tu esposo?
- Si  y alla esta en la playa tomando el sol.
- Y no te dice nada si te ve que te tengo alzada.
- No para nada. El no pone problema y si no te molesta ¿puedo seguir abrazada a ti?
- Pues si tu esposo no le molesta yo menos, ademas de ser un placer el sentir tus desnudos pechos.
- No pues imaginate voz que para mi tambien es un placer, me encantan los hombres fortachones y el verte en ese vestido de baño, me excita.

- No pues ¿imaginate tambien como estoy yo al verte en toples?
- ¿Tambien estas excitado?
- Si mamita.
Lo bese en la boca dandole varios picos cambiando de posicion la cabeza mientras que baje mi mano por entre mis piernas y le toque el bulto de su verga en erección, palpando lo gruesa que estaba.
- Parece que voy a tener una tarde deliciosa.
- pues preciosa tus deseos son ordenes.
Como estabamos a raz del agua me quedo facil bajarme yo no tocaba el piso pero el me tenia abrazada y así pude meter mis manos entre su  panaloneta bajarsela un poco, sacarsela y maturbarlo, mientras nos besabamos.
- Camina muñeco vamos al apartamento y mientras mi esposo prepara el almuerzo, me dejas disfrutar de tu rica verga.
- No se diga mas preciosa camine pues.
Rafael se acomoda la pataloneta y salimos abrazados soltandonos al diriguirse a donde estaban sus cosas llegue a donde David.
-Papi te tengo noticias. Hoy te toco preparar el almuerzo.
- Ya me lo imginaba.
- ¿En serio?   No que creiste que venia a hacer oficio no que pereza yo si te lo dije en Bogotá quiero es verga nesecito destresarme a punta de verga, sexo, sexo y mas sexo un poco de playa y  chupar ron.
Rafael se acerca.
- Papi te presento a Rafael lo invite a almorzar
Lo abrazo del cuello, le acerco la cara a la mia para besarlo con dos lenguetazos.
- Y a que pasara la tarde conmigo.
- Mucho gusto don David.
- no el gusto es mio bienbenido, ha. Y hagame el favor Solo David el don se lo regalo.
- Bueno muñeco ¿y en que trabajas?
- Soy ingeniero mecanico y trabajo en el cerrejon.
- ¿ sacas carbon o haciendo que?
- No hago el mantenimiento de las gruas las volquetas.
- ¿De esos moustros de camiones?
- Si.
- Guau semejante animales ¿te has de ver peqeño junto a una de esas...?
- Volquetas
- Eso volquetas.
- Si son inmensas.
Llegamos al apartamento y entramos por el garaje para ducharnos con unas mangueras que dejan ahi para que la gente que viene de la playa se duche antes de entrar al edificio.
David cojio una y yo la otra tenia bastante arena en el cabello por lo que Rafael me ayudo a sacarmela, luego segui por mi cuerpo a la vez que rafael me duchaba y acriciaba mis tetas, yo de inquieta le acariciaba el bulto de su verga sobre el vestido de baño, me quite el calzón y agachandome un poco dejaba que Rafael me refregara el trasero  yme dedeara la cuquita, luego agarre la manguera y comence a ducharlo me e acerco y lo beso metiendole mi lengua en su bocá sigo limpiandole la arena y al bajar por su cintura le baje la pantaloneta quitandosela, dejandisela en el piso, le agarre la verga con la derecha se la acaricio,  mientras que con la izquierda le seguia echando agua, me le acerco para besarlo por casi un minuto, sus manos me acarician mi trasero, luego su mano derecha me acarica la cuquita haciendome gemir, veo de reojo a mi esposo quien nos odserva como nos besamos y lo masturbo complacido con el espectaculo que le ofrecemos, en pleno lugar pubico.
Terminamos de ducharnos nos ponemos las toallas y entramos a donde los acensores, subimos, ya en el apartamento me quito la toalla, entro al baño a hacer chichi, me enjuago la cuquita, salgo, David estaba sacando las ollas y sartenes para preparar el almuerzo, hablaban con Rafael quien estaba parado al otro costado del mezón, me le acerco por detras y le quito la toalla.
- Bueno muñeco ahora si a lo que viniste.
Nos besamos apasionadamente, le agaro la verga con ambas manos y se la masturbo, me le arrodillo en frente y la admiro.

- Que delicia,  me encanta, que gruesa esta
Me la restriego por la cara,.
- Que suave se siente.
me la meto a la boca.
- valla no te has circuncidado.
Le bajo la piel para chuparle el glande
- esto save delcioso.
Se la lambo, le chupo los huevos.
- ha esta es la verga que estaba nesecitando hoy.
vuelvo a mamarsela.
Rafael le dice a David.
- Compañero disculpeme pero su esposa lo mama muy rico.
David le responde
-  A no en eso si tienes toda la razón.
Y lo afirma cerrando los Puños y colocando el meñiqe hacia ariba.
Me doy media vuelta, me siento en el piso, le agarro la verga con la derecha y los huevos con la izquierda, meto mi cabeza entre sus piernas y le lambo el culo, lo que pone a Rafael a gemir. Luego me reincorporo arodilñandome nuevamente y Rafael me arrastra hasta el sillon me recuesta dejandome sentada, en el piso se monta sus rodillas sobre el borde y me mete su verga en mi boca, dejando ver a David como me devoro esa gruesa verga, le acaricio las nalgas varias gargantas profundas le realice, David seguia preparando el almuerzo sin perdese media. Luego Rafael me levanto y me acosto boca arriba y bajo a lamberme desde el culo hasta la cuquita, ese pobre hombre se encarnizo dandome lengua hasta hacarme venir.
Se sento en el sofa y yo me le arrodille al lado y volvi a mamarle la verga, mientras lo hacia voltee a mirar a David que entre ollas y sartenes preparaba un suculento pescado en salsa, nos cruzamos la mirada y le pico el ojo. Segui mamandosela por varios minutos. Gozando su carnosidad, deleitndome con su grozor  embadurnandosela de saliva, casi 20 minutos de placer reflejado en mis gemidos de sentir esa rica verga en mi boca.

 Yo estaba sedienta, me pare dandole un beso en la boca y fui a la nevera a sacar tres cervezas una que le di a David dandole un prolongado beso. 
- Me sabe deliciosa esa verga, la verdad es que ya llevaba varios dias sin hacerlo.
- fantastico mamita, me encanta que te guste.
- No sentiste el sabor impregnado en mis labios ¿no te gustaria chuparla?
- No que tal.
- Ha pero que acaso no se las chupado a Deyanira.
- Mami es diferente.
- Y cual diferencia hay son dos vergas de tamaño yo diria que igual.
- Si pero con la diferencia que Deyanira es un travesti, una mujer con verga.
- Bueno papi pero no sabes lo que te pierdes.
- Mami por favor.
Agarre las otras dos cervezas y le di una a Rafael quien al igual que yo se tomo un buen sorbo. De pronto escuchsmos una bulla en la calle y era un dessfortunado ladron que havian agárrado precisamente en la cuadra al momento llego la policia, menos mal, por qué le estaban cascando la gente. Vimos por las persianas todo el show y le acaricaba la verga, terminamos la cerveza y sono un vallenato y lo bailamos amacizados con Rafael, terminamos sentados en el sillón, me le monto encima y le agarro la verga me la coloco en la entrada de la cuca y me dejo rodar por su tronco, siento su gruesa verga rozar mis paredes vaginales, me muevo en circulo y comienzo a cojermelo aumentado la velocidad rapidamente, mi respiración se acelera mi cuerpo enpieza a sentir corrientazos que me hacen gemir de placer hasta hacerme venir, luego el me hace levantarme un poco y ahora es él el que me coje al rato vuelvo yo a cojerlo y al rato vuelve él a cojerme y asi en varias veces. Me vine tambien varias veces. Pare y me arrodille nuevamente a mamarle la verga por unos minutos.
Yo soy barril sin fondo y nuevamemte me pare a traer cerveza. Saque tres una para mi amado esposo a quien volvi a besar y regrese al lado de Rafael quien se masturbaba suavemente para mantener su erección. Me le monte encima pero esta vez de espaldas a él me recoste en su pecho y con la palma de la mano derecha acariciaba su verga contra mi cuquita y sus manos acariciaban mis tetas estrujandolas y sus lengua recoria mi nuca, me levante un poco le agarre la verga y me la coloque en la entrada de mi trasero, lentamente me fui dejando caer dilatando mi trasero  hasta sentirla toda dentro de mi, empece a moverme de lado a lado, sintiendo rozar mis paredes anales al sacarmela y metermela aumentado la velocidad de la cojida anal con cada enbestida, estire mis piernas hacia los lados y con mi mano derecha me dedeaba dejando que mi amado esposo me viera disfrutar como puta de una gruesa verga.
Tuve dos orgasmos prolongados de mas de cinco minutos que me hicieron temblar y gritar del placer tan hijueputa y sentir que su semen me inundaba el trasero, me levante a limpiarme en el baño. Rafael se metio a la ducha y yo lo segui, lo enjabone dejandole limpiecita la verga, la que volvi a mamarsela hay en el baño ya que no se le puso flacida si no que sostuvo su erección.
- Rafa, mami el almuerzo esta servido.
Almorzamos y david se fue al cuarto a dormir la siesta, mientras que  Rafael y yo nos hechamos dos polvitos en la tarde tres horas de placer esquisito.
- ¿No duermes la siesta despues de almuerzo?
Me pregunta Rafael.
- ¡Noooooo  ! ¿estando acá contigo? no muñeco, yo vine a Santa Marta, conocer hombres para pasarla rico y disfrutar, tambien quiero un poco de  playa y sexo mucho sexo. Para dormir me quedo en Bogotá y menos con semejante verga tan rica.
Estabamos sentados en el comedor, se para Rafael con su verga en plena erección y me la arrima.
- Entonces disfrutala mamacita.
Me sonrio se la agarro y me la meto a la boca comienzo a mamarsela, siento su grozor llenandome la boca, se la lambo, le chupo el glande, fueron varios minutos de sentirla.
Luego caminamos al sofa y me acuesta boca abajo, se me monta encima, me abre las pierna y vuelve me levanta un poco el trasero, me lambe el trasero, la cuca, me da mordiscos y cachetadas en las nalgas, su lengua me hace venir, se me monta encima y me penetra el trasero deteniendose al tenerla adentro dejando sus huevos tocando mi cuquita. Comienza a cojerme aumentando su velocidad con cada penetrada, siento su carne rozar mis paredes anales, mis gemidos retumban en el apartamento, mi cuerpo tiembla, mis ojos se blanquean, el extasis inunda mi cuerpo, soltando mis liquidos, cambiamos de pose Rafael se sienta y yo dandole la espalda me siento encima coloco mis pies sobre sus rodilas y con mis manos me meto su verga en mi trasero, me quedo unos segundos quieta y comienzo a moverme en circulo y luego me la saco y me la meto, cojemos como locos, hasta hacerme venir.
Me paro y saco de la nevera dos cevezas, mientras Rafael ba al baño mea y se lava la verga, regresa con ella limpie para seguirsela mamando, lambersela y hasta una ruza le hice mientras tomo cerveza. Rafael se levanta y me coloca en cuatro sobre el sofa se<span;> agacha para lamberme la cuquita, el culo y luego me penetra la cuquita cojiendome a toda enloqeciendome con cada cojida, haciendome temblar y sentir sensaciones excitantes, que son mi delirio y el por que me gusta tanto el sexo. Es como una droga que te emputa, te envuelve en un mundo de placer indescriptible, sigo sintiendo esa verga taladrar mi cuquita, se detiene y sin sacarmela me ayuda a voltearme quedando boca arriba, abro mis piernas hacia los lados y Rafael sigue cojiendome diciendome maricadas, tratandome como una puta, me chupa el cuello dejandome marcas, que en vez de molestarme me hace sentir algo asi como orgullosa. La verdad me vale guevo que la gente vea mis haxañas, desde que me sienta bien.
ya lo siento que se viene, acelera su cojida y me hace venir a mi tambien terminando abrazados, extasiados, agotados y felices.
- guau mamita que rico estuvo eso, hace rato no disfrutaba tanto.
- Muñeco tu estuviste a la altura.
Nos besamos muy suavemente.
Me pare a sacar mas cervezas de la nevera y a limpiarme el semen de Rafael que escuria por mis piernas ya eran las 4 de la tarde ya llevaba 3 horas cojiendo con Rafael y todavia faltaba hecharnos el tercer polvo, David se levanto, se tomo una cerveza y salio a caminar por la playa, mientras que Rafael me volvio a cojer, volvi a disfutar de su rica verga la que me hiso venir cuatro veces mas.
Rafael se fue agotado y yo me quede en la cama feliz por la rica tarde que habia acabado de disfrutar y esperar a que David volviera, me bañe y aliste para salir al centro, me coloque un vestido de minifalda ajustado y zapatillas altas de correas. Llego David se me acerca y pregunta
- Hola mami como te termino de ir preciosa.
- Deliciosa la tarde eso si se fue totalmente exprimido,
-  ¿Al fin vamos a salir mami?
Estaba sentada terminando de maquillarme y me levanto me doy una vuelta completa con los brazos estirados y le pregunto.
- y porque crees que me estoy poniendo tan linda? No sera para ti.
- Si eso veo estas chusquisima mi amor.
- Síii
Me le acerco, nos abrazamos, nos besamos.
- Entonces que nos vamos de caceria o me voy solita.
- Por lo que veo no tuviste suficente con Rafael?
- Papi a que vine, a que vine mi amor, hombres, sexo, mas hombres y mas sexo. Te doy 10 minutos para que te aregles o me voy sola.
-  Ahí mi hermosa eres una puta insaciable. Ya me baño y salimos.
Mientras David se cambio llame al servicio de taxi que llego a los dos minutos despues de haverse alistado y arrancamos para el rodadero.
A pesar de que no es temporada alta habia bastante gente por las calles, caminamos por varias calles mirando los almacenes a ver que habia de novedoso, comimos arepa de huevo, coctel de ceviche y cervecita fria, llegamos a un bar que vimos bastante lleno, buena musica, cerveza del barril, nos sentamos en butacas altas y una mesa alta y pequeña. Paso el ţiempo, bailamos, tomamos, fumamos y hablamos de anecdotas que David habia tenido en sus correrias y un poco las mias.
A pesar que el sitio estaba lleno no habia nada que me llamara la atención. Buen la verdad habia era muchos jovenes y ya habiamos pensado en irnos a otro bar. Iba a pedir la cuenta cuando veo entrar a una pareja de morenos, ella venia de chores y una blusa roja atada en las puntas haciendo de sosten, con un cuerpazo bello un rostro de faciones de blanca  al igual que el, observaron el sitio y se dirijieron a una mesa que una mesera les consiguio, y mientras lo hacian la morena se fijo en mi y lo mismo hacia yo a la vez que me tomaba un sorbo de ĺa cerveza. Me sonrio y yo le pique el ojo. Otra pareja entro y se les unieron. Estos dos eran de  mas edad y gorditos.

Pedi otros dos tarros de cerveza
- No nos ivamos a ir mami?
- No esperemos un rato mas y nos vamos.
Los tarros llegaron tomamos un sorbo y salimos a la pista a bailar, sonaba un vallenato y luego una cumbia, en varias ocaciones pude ver como la morena me observaba y la vi que le decia a su compañero que salieran a bailar. Sono un regetton y procuramos acercarnos y asi se dio que empezamos las dos a bailar muy senxualmente rozando nuestros cuerpos. De repente senti que me empujaban y al voltear a mirar quien era, vi a la otra morena que haciendose la pendeja me quito del sitio para bailar con su amiga.
Me retire contrariada y la morena volteo a verme y se sorprendio al ver a su amiga en el lugar que yo estaba, vi que me busco hasta que me vio que me retiraba a la barra.
Dejo de bailar y se dirijio a su mesa en donde estaban sus parejas dejando a su compañera bailando sola.
Su compañera regeso y odserve que le hacia el reclamo por los movimientos de los brazos.
La musica continuaba sono una cumbia y salimos a bailar con David. La morena salio a fumarse un cigarro y solo la vi cuando entraba botando la colilla a la calle y dirigiendose a la pista de baile con los brazos levantaďos y modulando su boca al compas de la cumbia se nos acerca y toriando a David se nos unio al baile acaparandolo para ella, David la siguio en su baile, mientras que un extraño se me acerco habanicandomé a bailar, lo que acepte sonriendole y haciendole una venia y levantando mis brazos a la altura de la  cintura como si tuviera una pollera para bailar al terminar el disco el publico que nos odservaba nos aplaudio, bueno el que empezo fue el esposo de la morena y los demas lo secundaron.
La morena nos ácompaño a la barra disculpandose por lo de su amiga quien es muy celosa, afortunadamente esto sirvio para que su amiga se fuera del lugar, ambas nos dimos cuenta cuando salio y dando pie a que la morena nos invitara a su mesa, lo que aceptamos sin pensarlo agarre mi cartera y le pedimos el favor al mesero que nos llevara a su mesa lo pedido.
- Ahí permitame me presento mi nombres es corina.
- Muñeca el gusto es mio mi nombre es Diana.
David habia ido al baño y ya nos alcanzaria en la mesa, llegamos a la mesa y Corina me presenta a su esposo, quien se levanta a saludarme dejandome agarrarlo por la nuca y ponerle la mejila para dejar qe me diera un beso. Sintiendo un corientazo por la culumna.
-  Papi mira te presento a Diana.
- Mucho gusto preciosa.
Este moreno pues era mucho mas alto que yo por lo que me quedo facil estirar mi brazo y agarrarlo por la nuca y acercarlo para darle un beso en la mejilla.
- El gusto es mio muñeco hermoso.
Maricella que así se llamaba la morena me tenia abrazada con su brazo derecho.
Nos sentamos y hablamos de lo que haciamos, de la ciudad, bailamos varias piezas, la conversación se estaba pasando al plano sexual lo que sirvio a que el baile tambien fuera mas excitante, nos tomamos los garafones y pensabamos cambiar a roncito, pero mejor los invite al apartamento y así poder expresar con hechos contundentes su sexualidad. Salimos en busca de una cigarreria a comprar el ron pasabocas y cigarrillos.
Cojimos el taxi y nos dirijimos al apartamento, Maricella, jose y yo nos hicimos en el puesto de atras, David en el del pato. Ahi entre chiste y charla y en medio de la ebriedad colocaba mis inquietas manos sobre las piernas de Jose acariciandolo y al ver que Maricella no chistaba nada, pude subir a su entrepierna y sentir su bulto grueso, que fue creciendo poco a poco,  El Jose voltea a mirar a Maricella y se besan dejando que yo siga acariciando el bulto de la verga del Jose. Hasta ahí fue todo por que llegamos al apartamento, entramos se sentaron en la sala mientras yo sacaba copas y destapaba los pasabocas en un recipiente servi agua y destape la botella, sirviendo en las copas,  corte rodajas de limon, prendi el aire acondicionado para bajar la temperatura por que estaba haciendo calorcito. Me sente al lado derecho de Jose, Maricella al lado izquierdó, cruce mis piernas las que el Jose acaricio, les conte que habia estado toda la tarde cojiendo con un mecanico de volqueta del cerréjon al que conoci hoy pasandola delicioso. El Jose si me hablo de varios tipos que
Se pasean las playas buscando mujeres para cojer, vino el tema de que usan vestidos de baño pequeños que dejan ver sus bultos.
Les conte que así estaba mi mecanico y que la habia pasado delicioso. Así mismo le acaricie el bulto en su pantalon sintiendo su verga ya en erección.
Sono un vallenato y lo bailamos los cuatro bien amacizaditos yo con el Jose quien me restregaba su pantalon y me acariciaba el trasero. Y David con la Maricella quien dandole la espalda le arrimaba el trasero y el sinverguenza de mi marido aprobechaba y le agarraba las tetas. El disco continuo y el ambiente se calento, mi vestido se subio a la cintura dejando mis nalgas al aire. Deje que me siguiera acariciando las nalgas sintiendo sus dedos rozar mi trasero. Le solte el cinturon, le dasabotone el patalon, bajandole la cremallera, meti mi mano derecha entre sus boxer para sacarle su gruesa verga y acariciarsela, mientras seguiamos besandonos y como estabamos cerca al sofa me quedo facil empujarlo, sentarlo y arodillarme metiendome entre sus piernas y mamarle la verga, lambersela, restregarmela en la cara, chuparle los huevos.
Al despertarme de aquel momento de excitación voltee a mirar a Maricella y mi amado esposo quien se deleitaba chupandole las tetas y le acariciaba el trasero metiendo sus manos entte los chores que llevaba la Maricella.
Continue chupandole la verga al Jose terminando de quitarle los pantalones y luegó me quite el vestido  con mis tetas empece a hacerle una rusa. Cambiamos de pose me sienta en el sofa, se me mete entre las piernas y me lambe la cuquita por un buen rato hasta hacerme venir en su cara. Me levanto y me quito el calzón, jose se sienta, se masturba suavemente me mira sonriente. Voltealos ambos a mirar a nuestros esposos quienes ya follaban, ella acostada boca  abajo y mi David la penetraba a toda marcha.
Me le monto encima abriendo mis piernas a lado, le agarro la verga y me la restriego en mi humeda cuquita, me dejo rodar por su tronco, sintiendo su gruesa verga en mis paredes vaginales, gimo por el placer de sentir como me dilata, comienzo a hacerle la licuadora y luego el mete y saca que aumenta con el tiempo, paro un poco y el me folla.
Nos besamos apasionadamente, nuestras mejillas se rozan, nuestros cuerpos sudan, me incorporo sentandome y vuelvo a follarmelo intensamente, todo mi cuerpo erizado, gimo y grito como loca, estoy disfrutando una buena verga, me vengo a pleno grito, tanto que ni me acuerdo de mi esposo quien debe de estar follandose a Maricella.
Me escurro por sus piernas y le mamo la verga, en señal de agradecimiento por el orgasmo que hiso sentir.
Se levanta y me coloca boca arriba, me abre las piernas y me chupa la cuquita haciendome gemir de placer hasta hacerme venir en su cara. Se seca la cara con una toalla se agacha y nos besamos apasionadamente, me vuelve a levantar las piernas, agaro la verga y me la colocoen la entrada de mi trasero, el la empuja  penentrandome suavemente hasta el fondo siento mis paredes dilatar con su  verga, gimo de placer y comiemza a follarme aumentando con cada embestida su cojida.
De pronto siento unas manos suaves que me acarician mis tetas, era la Maricella que me las acaricia y luego me chupa los pezones, estiro mi mano izquierda y le acaricio su cuquita. La siento humeda y pegajosa, debe ser el semen de David. -Muñeca ven, sientate en mi cara y así poderte limpiar.
Asi lo hizo y me dedique a limpiarla mientras pudiera hacerlo, lambiendosela a pesar de las sacudidas que me pegaba el Jose, con su inclemente cojida, la que me tenia totalmente excitda, pegando alaridos y con el rostro desfigurado, comencé a sentir mi cuerpo temblar en espasmos, me estaba viniendo a mares prolongados, Jose empieza a gemir com mas volumen y siento que tambien se viene golpeandome las nalgas con su pelvis terminando encima mio, Maricella se habia levantado y nos alcanza un trago de ron.
Ya levantados y limpiado nuestros liquidos seguimos tomando roncito una hora mas, intercambiamos telefonos para seguir en contacto. Y hasta aqui les cuento lo de hoy, ya mañana era otro dia de sol, mar, cerveza, ron y sexo, mucho sexo. Esperen la continuación de estos dias de sabrosura.  Quien los ama
Diana Saavedra
[email protected]


   
Citar
Compartir:

Descubre
Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos