Viuda, viciosa y ma...
 
Compartir:
Notificaciones
Vaciar todo

Viuda, viciosa y mamona

1 Respuestas
1 Usuarios/as
0 Reactions
489 Visitas
(@bomboy)
Miembro iniciado Autor
Registrado: hace 11 meses
Respuestas: 3
Topic starter  

Hola, soy un chico de 34 años, alto, de 185 cm., de rostro varonil, atractivo, rasgos fuertes, mirada aniñada, labios carnosos, y cuerpo atlético,y espaldas anchas. Vivo actualmente en la costa de Andalucía, esa maravillosa región del sur de España, donde el buen clima acompaña la mayor parte de los días.

 

Cuando transcurre esta historia, tenia por entonces 26 años, y vivía en Miami levaba unos días apuntado a una conocida página de contactos , cuando vi el mensaje de una mujer de 34 años que me quería conocer.

 

Se trataba de una mujer rubia, de orígen ruso, de rostro amable y bonita sonrisa, de ojos azules, con caderas anchas y buen culo, a la que llamaré María.

 

Hablamos un poco por internet, y esa misma noche estábamos hablando por teléfono, y sin habérnoslo propuesto, ni haber hablado apenas de sexo por internet, cuando hablamos por teléfono surgió una química especial, y terminamos teniendo sexo telefónico, realmente me excité mucho al oírla jadear por teléfono, me parecía que tenía una voz muy sensual y tenia que ser una buena zorra en la cama.

 

A los pocos días quedamos un viernes por la noche para cenar, la recogí en un punto intermedio donde ella había estacionado su coche, y nos fuimos en mi coche hacia una zona turística y tranquila, y cenamos en la terraza de una pizzería, donde no había muchos clientes comiendo, y teníamos intimidad para hablar.

 

La conversación fue muy natural, lo cierto es que aunque María no me llevaba tantos años de edad, si es cierto que la veía una mujer ya curtida por la vida, con experiencia, tenía cuatro hijos y era viuda, al parecer su exmarido, militar de profesión, que le estaba siendo infiel con otra mujer en esa época, y estaban al borde de la separación, tuvo un accidente laboral y falleció, y ella quedó oficialmente como su viuda.

 

La verdad, que aunque ese episodio no había ocurrido hace muchos años, ya que sus hijos eran muy pequeños, a María se le veía una mujer muy alegre, de esas con las que resulta fácil tratar en cualquier situación, y estuvimos hablando de lo típico, por donde salía, con que gente lo hacía, exparejas y rollos que había tenido después de su marido..todo muy natural, tomando la conversación a veces algún tinte picante, pero muy light, era más una charla de amigos, que de dos desconocidos que desean algo más.

 

Pagué la cuenta de la cena, y regresamos en mi coche hacia la zona donde yo vivía, y donde ella había aparcado, sin saber bien yo que iba a ocurrir ahora, porque si que me apetecía poder llegar a algo más y llevar a María a mi casa, pero tampoco quería hacerlo de forma brusca.

 

La idea de ella era tomar algo en la zona de fiesta de la zona, donde al parecer habían salido esa noche unas amigas suyas y me las quería presentar. Pero aunque María me caía muy bien, yo no iba buscando hacer nuevos amigos, me apetecía vivir otro tipo de situación, y en el fondo creo que a ella también, porque cuando le propuse a mitad de trayecto, que parasemos en un pub que estaba al margen de la carretera, en una zona muy discreta, accedió sin rechistar.

 

Solo fue suficiente una copa de ron para cada uno, para comenzar a subir el tono de la conversación, y que la charla fuera mas animada, y con más risas por parte de los dos.

Nos terminamos la copa y yo pensé que ya era el momento de dar una vuelta a la situación, y nos dirigimos al coche, y recordé que en una de las charlas por internet, María me confesó que era más bien sumisa, y le gustaba el mundo Bdsm, y que veía muchos dibujos de manga japonés, tipo hentai, ( de contenido pornográfico) ,por lo que le dije que si le apetecía venir a mi piso a ver ese tipo de dibujos.

 

Le dije esto de una manera graciosa, para que en el caso de que reaccionara de forma negativa, pudiera excusarme en que era una broma, pero como esperaba María reaccionó un poco sorprendida, y riéndose, diciendo…-ahora? Bueno, la verdad que no tenía eso en mente, pero si quieres.

 

Al verla ya más baja de defensas, y entregada a la causa, jeje, una vez ya estábamos sentados en el coche, antes de arrancar, me acerque a sus labios, y mordí suavemente su labio inferior, reaccionando ella lanzándose hacia mi boca, para fundirnos en un beso corto pero con lengua.

 

En ese momento mi polla reacciono, y adquirió un volumen considerable dentro del pantalón, notándolo ella, y mirando golosa hacia mi miembro.

 

Decidí que era el momento de arrancar y no perder el tiempo, y con la polla a reventar en mi pantalón, nos dirigimos hacia mi casa.

 

Maria puso su mano sobre mi polla por encima del pantalón, diciéndome con cara de puta relamiéndose, que si necesitaba ayuda para cambiar de marcha, y al verme asintiendo con mirada lasciva, procedió a desabrochar mi pantalón, bajar mi cremallera y liberar mi miembro, agarrándolo fuerte en la base del tronco, y simulando el cambio de marchas desde la primera a la quinta.

 

María me estaba volviendo loco de placer, y mi polla estaba apunto de reventar, por lo que la agarre del pelo por detrás, y mirándola a los ojos, le dije..chupame la polla puta..al mismo tiempo que empujaba su cabeza hacia mi polla, no pareciendo que ella pusiera mucho impedimento, y cuando su boca estuvo a la altura de mi polla, rodeó mi glande con sus labios, y succionándolo, proporcionándome un gustito muy rico en esa zona de mi polla, pero yo quería más y usé mi mano derecha para empujarla firmemente hacia más abajo.

 

María pareció comprender perfectamente mi gesto, y engulló ella solita todo mi rabo, apretando los labios a cada centímetro que comia de mi polla, quedando incrustado mi verga hasta los huevos.

 

Era una sensación maravillosa sentir el calor, humedad, y presión de su boca y garganta, rodeando toda mi polla. Maria era una experta comedora de pollas, subiendo y bajando su cabeza, deslizando sus labios ejerciendo una presión magistral sobre mi rabo, y cuando bajaba la comia hasta el fondo pudiendo sentirla en su garganta, y como a la vez movia su lengua a una velocidad vertiginosa acompañando la mamada.

 

Joder, estaba ante una autentica mamadora de pollas, y no iba a desaprovechar la noche. Estabamos ya llegando al garaje comunitario, y el trayecto se me había hecho demasiado corto.

 

María seguía chupándome la polla, y yo no quería cortar ese bello momento, jeje, por lo que estacione en mi plaza, que estaba enfrente de la entrada de mi bloque, y como eran las 02:00 de la mañana, recé porque no apareciera ningún vecino a esa hora, y opté por continuar disfrutando de la magnífica comida de polla de la viciosa de mi amiga viuda.

 

María chupaba con afán, y yo me hundía de placer en el asiento, recliné un poco el asiento para ponerme más comodo. La luz del garaje se apagó ya que lo hace de manera automática cuando pasan unos minutos y no detecta ningún movimiento, y en el coche también estábamos a oscuras ya que había quitado la llave del contacto.

 

Era un momento sublime, María chupando como una buena puta, a oscuras, pero eso parecía que le hacía esmerarse más, y yo ya estaba en el cielo acercándome al orgasmo. Estaba todo excitado y comencé a mover mi pelvis hasta el fondo de su garganta acompasando cada vez que ella la tragaba hasta el fondo.

 

Y cuando vi que el momento se acercaba, comencé a darle pollazos más fuertes y más rapidos hacia arriba, y ella tragando y apretando mas fuerte los labios, hasta que agarrando su cabeza con las dos manos, deje mi polla clavada al fondo de su boca, y comencé a descargar el torrente de leche que salía de mis huevos en su gargante, gritando de placer, --siiiiiiii, aahhhhhhhh, chupaaaaa putaaaaa, cerdaaaaa, tragaaaa mi lecheee cabronaaaaa¡.

 

Maria succionó hasta mi ultima gota del néctar de mi leche, dejándome la polla reluciente, desplomándome en el asiento tan relajado, que había perdido consciencia de donde estaba, en el garaje de mi bloque, con los pantalones bajados, y la polla erguida todavía, y llena de babas de la María,y poco a poco me fui incorporando, subiendo el pantalón, y al salir del coche las piernas me temblaban.

 

De camino al ascensor, junto a María, aunque mi polla andaba mas relajada, mi mente continuaba excitada, pensando todo el juego sexual que le podía dar esa noche a una mujer tan viciosa, además sumisa y tan amante de las pollas, y sobre todo, con esa detreza en hacer mamadas, jeje.

 

( continuará…)

 

Sigues ahi mi preciada y preciosa lectora?Mi lectora adorable está disfrutando en su intimidad poniéndose en el papel de la chica, jeje, o simplemente como espectadora de los hechos disfrutando como una buena voyeaur... espero que te haya gustado o haya pasado al menos un rato entretenido jeje, o han sido las manos las que has tenido entretenidas?;).

 

 

Si eres chica, y te ha despertado la curiosidad el relato, y el protagonista y el escritor, que son el mismo ser, osea yo; y te apetece contactarme, puedes escribirme a Mi correo es [email protected], siendo mi deseo poder conocer chicas interesantes, y vivir nuevas y excitantes fantasías juntos en la realidad.

 

Nunca se sabe si puede ser el comienzo de una interesante y bonita historia, fantasía, experiencia, amistad, para vivir en la realidad.

 

Soy una persona orgullosa, y no me gusta que me traten como a un objeto de placer, y que me escriban chicas intentando saciar su curiosidad como sumisas, buscando un rato de calentura por webcam, o cosas por el estilo. Me gusta ir descubriendo y conociendo a las personas, y después si hay feeling, se puede hablar de todo, pero de primeras agregarme para enseñarme unas tetas o una chica a cuatro enseñando su culo como una vulgar perrita, pues está bien, si eso surge y apetece jugar, pero no de forma mecánica y fría, y sin que exista ninguna confianza, se convierte en algo vacío, y es como ver una foto en internet de una desconocida.

Que contactemos a través de un relato erótico que he escrito, no significa que haya que centrar toda la comunicación en el sexo. Escribir para mi, es una manera de lanzar una botella con un mensaje dentro al mar, y así esperar que viaje ente océanos para transmitir vivencias, deseos, fantasías, para compartir, trasladar esas sensaciones y es naturaleza sexual a otras personas que puedan disfrutar, sentir, comprender, que les llegue y que conecten con esas experiencias y fantasías. Pero no significa que yo viva obsesionado con el sexo, ni con el mundo BDSM, cada persona somos un mundo por dentro, y hay mucho más allá en el escritor, que lo que se puede apreciar en el relato. Lo digo porque hay chicas que me escriben queriendo directamente hablar con el protagonista, sin importarles lo más mínimo pues que hay una persona detrás con sentimientos, emociones, sueños, deseos, miedos, ilusiones, así que yo estoy encantado de leerte y recibirte si me escribes, pero ten en cuenta todo eso, vale?

Preferiblemente prefiero que me escriban chicas del país que resido ahora España, más que nada por cercanía, pero estoy abierto a contactar con chica de otros lugares, eso siempre enriquece.

Sin duda se que me escribira una personita genial,..que tenga la suficiente intuición, y buen fondo, para valorar que merece la pena escribirme. Esa es la chica que espero, ..quizás este relato está echo para que contactemos, así que no dudes, que yo te recibiré con toda mi calidez y respeto.

Perrita no te hagas la sorprendida, te gusta que te llame así verdad, ahora mismo estás sola delante de la pantalla.Lo que tengo claro es que te gusta hacer esto, sacar esa parte oscura y perversa que tienes, que nadie sabe, poder dar rienda suelta a tus instintos no zorrita? Porque eres una chica muy cerda verdad?

Puede ser que en tu día a día, tenga que mostrarte ante los demás con una máscara, una coraza, que no te permita ser tu misma, y te proteja de mostrar tu verdadera naturaleza. Yo te doy la oportunidad de poder dar rienda suelta a todos esos instintos y deseos perversos, a mostrarte tal y como eres, y disfrutar de tu naturaleza sumisa

Así que esto va dirigido para ti, zorrita sumisa, ardiente, sensual, morbosa, que le gusta ser dominada, si quieres experimentar toda esa perversión que llevas oculta, podemos hablar, y quien sabe si un día terminar yo como Amo, en una habitación con poca visibilidad, azotando tu culito de sumisa sudoroso, expuesto ante mi, arrodillada en el suelo, mientras gimes excitada y nerviosa, y yo con mi polla como un mástil rozándote las nalgas, haciendote dudar si te la voy a clavar por el culo, o voy a hacertela tragar hasta el fondo de tu garganta. ¿Te excita verdad putita?

Si te interesa ser mi sumisa contáctame en [email protected], azotes y severos castigos te esperan, y si te portas bien quien sabe, quizás te premie perra;)


   
Citar
Compartir:

Descubre
Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos