Como conoci a mi Ma...
 
Notificaciones
Vaciar todo

Como conoci a mi Macho: Primera Cita (Parte 1)


Patricia CD
(@patricia-cd)
Nuevo Miembro Autor
673 Créditos
Registrado: hace 3 años
Respuestas: 4
Topic starter  

Me presento me llamo Patricia y desde mi adolescencia me siento atraída por la ropa femenina, todo comenzó sobre los 16 años  y mi hermana Sonia tenía 19 ella por esa época empezó a salir por ahí de fiesta con las amigas y fue cuando Sonia se empezó a comparar pantaloncitos ajustados, top, minifaldas, lencería y todo tipo de ropa para salir a la calle como se debe de ir vestida.

Poco a poco fui cogiendo lencería a Sonia y un día me puse un conjunto de braguitas y suja rosa y blanco y tuve una erección instantánea, no pude evitar masturbarme al sentirme tan femenina con ese conjunto  puesto sobre mi piel. Después de eso poco a poco añadiendo algún complemento mas como un pantalón, un ligero, una blusita pero con el paso de los años fue a más y con 18 ya les decía a mi familia que no quería ir al pueblo los fines de semana y por suerte Sonia no pensaba como yo y ella no se perdía el finde en el pueblo.

Esos findes eran para mi bellísimos, en cuanto ellos se marchaban yo me iba a la ducha y me echaba mi crema depilatoria y después me duchaba con el paso del tiempo aprendí a maquillarme, incluso me compre una peluca barata en una tienda de disfraces. También me compre un conjunto de medias de rejilla con un corset rojo y negro con tanguita de hilo y por supuesto unas zapatos de tacón no muy alto rosa chicle por que los que tenía mi hermana no me valían. Aunque por supuesto la ropa que me valía de mi hermana me la seguía poniendo, me encantaba robarle la ropa a Sonia jijiji.

Una vez vestida tenía la noche del viernes y el sábado completo para estar vestida por casa y no salir de allí. Me encantaba pasear por la casa vestida de nena, entrar en la cocina y preparar algo de comida incluso sentarme a ver la TV los viernes no me perdía el programa de T5 Sálvame me hacía sentirme más nena aunque me estaba volviendo un poco choni. También me gustaba ver porno en el salón y ponía todo tipo de películas pero en especial las de crossdresser, transexuales y de tías que eran bien folladas por un macho. Otro de mis vicios era la Web Cam me encantaba que me vieran vestida de nena y encima por el chat siempre encontraba tíos que me enseñaban su polla y se masturbaban mientras yo jugaba por mi Cam, los chicos que me excitaban o tenían buen rabo les pedía que me agregaran al MSN, uno de mis amigos virtuales era Max un chico que no tenía mala polla además de curvada y torcida para un lado, eso me ponía a mil y me comportaba como una putita, vamos que con los años me convertí en una choni algo putilla.

Esto me asusto y decidí ir al psicólogo para contarle mi problema que básicamente es que me encantaba estar vestido de nena y comportarme como una puta en celo. Le conté lo de la Cam, también que tenía algún juguetito y que jugaba con él en la intimidad. Con el paso de las sesiones la confianza con mi psicóloga (de unos 40 años y elegante) una vez estuvimos hablando sobre pollas era parte de la terapia y ella me confesó sus gustos y yo le tuve que confesar los míos pero como era de prever ella era del tamaño no importa y bueno a mi ese lema no me convence mucho.

También le confesé otras cosas de las que hacía en casa y acabe contándole mi mayor secreto y es que me encantaba jugar con mi semen correrme encima, en la cara en esa posición que las cd’s conocemos, correrme dentro del condón para jugar con el después o en otra sesión de morbo.

Pepi que así se llamaba la psicóloga me decía que hay de todo que al igual que hay tíos normales o muy cañeros hay tías muy pasivas y que las encanta el sexo. Ella me decía que ya había conocido a otras chicas como yo que incluso fuero a la consulta vestidas de nena en alguna ocasión.

En la última cita Pepi me dijo que quizás había encontrado una solución para mi problema y cuadramos una cita para la semana próxima esta vez en jueves en lugar de los miércoles como era lo habitual.

Llego el día de la cita y como cada tarde me dirigí a la consulta, me senté en la salita hasta que Pepi me llamo a su consulta, al entrar cual fue mi sorpresa que no estaba sola y había un chico de más o menos mi edad (26 años) que estaba sentado en la butaca, Pepi me ofreció otra butaca y ella se sentó en su silla habitual.

Pepi nos presento y comenzó a contarnos un poco de cada uno, el se llamaba Sergio tenía 28 años, trabajaba y también era de la ciudad. Poco a poco Pepi fue desvelando más secretos de nosotros y comenzó a contar más cosas de Sergio.

PEPI “Veras Sergio es un chico fogoso y con unos gustos un tanto especiales, se puede decir que le gustan las chicas pero también le atraen las transexuales y las crossdresser, es un chico muy fetichista y tiene multitud de fantasías muchas de ellas son algo fuertes y Sergio está empezando a entender que una chica no está dispuesta a hacer esas cosas”.

“Por otro lado a José le podemos llamar Patricia que así es como la gusta que la llamen en la intimidad , cuando se pone la ropa de su hermana a escondidas y bueno se pone a jugar sola por la casa vestida de nena, le gusta ver porno y jugar por la Cam”

“Como una posible solución a los problema por los que venís a mi consulta he pensado en presentaros y que os conozcáis, vuestros perfiles encajan perfectamente y yo creo que podréis llegar a solucionar vuestros problemas”

Pepi me dio confianza para conocer a Sergio y juntos salimos de la consulta y decidimos ir a un bar grande y no muy concurrido de la zona para charlar un poco entre nosotros y hablar sobre lo ocurrido con nuestra psicóloga Pepi.

 

Sergio y yo llegamos al bar y pedimos unas cervezas en la barra y nos fuimos a sentar a unas mesas lo más alejados del poco bullicio que había en ese sitio y comenzamos a charlar.

  • ¿Entonces tú eres una chica Crossdresser?
  • Si me gusta vestirme con la ropa de mi hermana en la intimidad, bueno también tengo algo de ropa propia ¿a ti te gustan las CD?
  • Bueno aunque soy hetero y me gustan las chicas las CD me ponéis muy caliente con esos modelitos que os soléis poner, además soléis ser muy viciosas y sumisas y eso me excita.

Esas palabras me excitaron un poco más de lo que ya estaba y es que no le faltaba razón a la hora y me sentía identidificada con lo que decía.

  • Oye ¿Cómo es eso de que te vistes de nena y jugueteas por casa?
  • Pues veras cuando me quedo sola en casa me gusta estar todo el día vestida, preparar el desayuno, la comida, ver la TV y bueno cuando ya anochece pues hago otras cosas
  • ¿Y eres una CD de closet?
  • Si nunca he estado con un chico en lo físico, pero por la Web Cam si he jugado con chicos que me mostraban su polla y eso me excitaba mucho.
  • Veras, yo soy un chico muy morboso y como me dice Pepi un poco salido y muchas fantasías mis amigas o ligues no las quieren cumplir, últimamente he estado mirando páginas web de chicas como tú y me ponéis muy caliente incluso por el chat he quedado con CD’S y he ido a sus casas y me las he follado, cumpliendo así alguna de mis fantasías y haciendo sexo anal que es una de mis debilidades y muchas chicas no quieren por el culo. La idea que tengo en la cabeza es encontrar a una amiga que cumpla esas fantasías y bueno hasta aquí todo.

Seguimos charlando un poco más y al final decidimos darnos nuestros correos electrónicos para seguir conociéndonos un poco más en profundidad sin el temor de estar frente a frente. En los correos Sergio se mostraba más activo y dominante y eso me ponía loca, me contaba que le gustaban las tías que vestían sexy, le ponían caliente un buen par de tacones, le excitaba follarse a una tía con los tacones puestos. También me decía que era muy activo que se le ponía dura varias veces al día y que más de una vez se tenía que meter en los servicios de algún bar o centro comercial para quitarse el calentón que llevaba encima.

Yo le contaba lo de mis paseos vestida por casa, como me miraba en los espejos, que veía muchas pelis porno en el sofá yo solita vestida de nena y por supuesto que me encantaba mostrarme por Cam mientras veía como mis mirones se pajeaban con migo y acababan por correrse delante de su Cam.

 

Llego el fin de semana y Sergio me propuso ir a su casa para terminar de conocernos, yo acedi a su invitación sin pensarlo puesto que allí también podría estar vestida de nena en todo momento. Espere a que mi familia se marchara al pueblo para ducharme y asearme y después de esto cogí mis medias y mi conjunto de lencería y los metí a mi mochila junto a mis tacones y mi peluca rubia, me metí en el cuarto de mi hermana y le cogí prestado un vestido blanco muy ajustado y tras eso me fui al cuarto de baño a por algo de maquillaje, la situación me estaba excitando bastante y la verdad que Pepi mu hubiese presentado a aquel chico me daba mucha tranquilidad porque ella si sabia todos mis secretos.

 

Salí a coger el autobús que me llevaba directa a casa de Sergio estaba en el centro de la ciudad y era un piso alto pero él vivía en el 4ª llegue y llame a su telefonillo el me abrió la puerta y subí a su piso, entre en su casa y Sergio me ofreció una copa y me propuso que ya era la hora de conocer a Patricia así que me mostro por donde estaba el cuarto de baño. Allí me desnude y me comencé a maquillar delante del espejo, estaba muy nerviosa pero a la vez tenía unas ganas tremendas de estar por fin vestida de nena delante de Sergio. Me puse base un poco morena, rímel, pestañas postizas, me pinte las uñas de pies y manos y para terminar me pinte los labios de rojo y me puse la peluca rubia, una vez bien maquillada me coloque mi conjunto de lencería y mis medias de rejilla el vestido de mi hermana que me quedaba muy corto y mis zapatos de tacón rosa chichle y Salí del cuarto de bajo en dirección al salón donde estaba Sergio.

  • Vaya Patricia estas espectacular que cuerpo tienes que silueta y que curvas marcas con ese vestido blanco, date la vuelta. Guau vaya culazo eres súper sexy sabes una preciosidad.
  • Gracias Sergio

Dije mientras sonreía, nos pusimos a charlar tomando una copa Sergio me hablada como a una nena y me hacía sentir muy bien y muy femenina, cuando de pronto Sergio me digo ¡Tengo un regalo para ti¡ se levanto y trajo en la mano una cajita rectangular e color rosa con lunares blancos y un lacito blanco. Sergio me lo dio y yo muy excitada en mi interior lo abrí torpemente y al abrir aquella caja vi en su interior un consolador rosa no muy grande 16x3 mas o menos. No me lo podía creer allí yo vestida de nena ante aquel chico y encima me regala un consolador rosita, Fantasía cumplida.

 

  • ¿Te gusta Patri?
  • Vaya pues para que mentir SI
  • Vaya jejeje eso me gusta, eso demuestra que eres una putita
  • Pues nose jijij
  • Si Patri a una chica normal le gusta que le regalen joyas y cosas así pero a las putitas os gusta más este tipo de cosas.
  • La verdad es que es muy bonito y me encanta su color, rosita jijijj que mono
  • Oye Patri ¿que te parece si estrenas tu juguetito ya sabes? Ponemos una peli porno y nos masturbamos
  • Vale, dije tímidamente pero muy excitada por la situación.

 

 

Sergio puso un DVD de chicas Crossdresser posando ante el espejo incluso alguna de ellas era después follada por un macho que la daba todo lo que necesitaba, con el trascurso de la peli me fui calentando y acariciándome mi culito hasta el punto que cogí el consolador y lo empecé a restregar por mi culito. En ese momento Sergio aprovecho para quitarse los pantalones dejando ver su musculoso torso, su bóxer estaban a punto de reventar marcaban un bulto enorme pero no demasiado largo, una no es de piedra y con esa imagen se me puso durita y comencé a meterme el consolador por la rajita de mi culo.

De repente Sergio se bajo el bóxer y dejo ver lo que ocultaba aquella tela, una polla de unos 18 cm gorda, curvada hacia un lado y venosa, vamos el tipo de polla que me ponía mas perra, yo no podía dejar de mirar a Sergio como empezaba a pajearse al ver esa imagen no dude en hacer lo propio con el consolador.

 

  • Te gusta eh Patri . Llevas un rato mirándola lujuriosamente y hay otras chicas que la ven y se asustan y no quieren nada
  • Si estas bastante bien dotado además así curvada y venosa ¡me encanta!
  • Pues ven y tócamela

Me acerque a él y comencé a tocársela estaba muy dura muy caliente y se la empecé a pajear, allí estaba yo en casa de casi un desconocido haciéndole una paja mientras estaba vestida de nena viendo una peli porno, la verdad es que Pepi sabía lo que hacía.

  • Patri que te parece si te la comes, va siendo hora que la pruebes esta va a ser tu polla a partir de ahora siempre dispuesta a darte placer.

Antes de que Sergio terminara de hablar yo ya tenía su polla venosa dentro de mi boca, la relamía y escupía en ella para lubricarla bien, después me la metía en la boca y le hacia una buena mamada, dentro de mi boca notaba ese pedazo de carne duro y caliente, notaba sus venas y me la comía con mas ainco. Mientras Sergio disfrutaba de la mamada y del espectáculo de ver a una zorrita mamando.

Sergio me dijo que había llegado la última prueba y que consistía en follarme yo no me pude negar ante aquella invitación pero le dije a Sergio que se echara vaselina y así lo hizo se puso un condón y se unto la polla con vaselina me dijo que me arrodillara frente al sofá y pusiera mi pecho en el sofá, dejando mi culo en pompa. Sergio me empezó a acariciar el culo y a meterme primero un dedo y después otro para después meterme la puntita de su rabo poco a poco fue introduciendo mas y mas hasta el punto de tenerla casi toda dentro, por aquel entonces mi polla estaba empalmada completamente.

Sergio empezó a menear su cadera y su polla se movía por el interior de mi culo, salía y entraba, por fin estaba siendo follada por una polla de verdad y que polla no me lo podía creer. Mientras Sergio seguía a lo suyo, hasta que llego un momento en que empezó a darme unas fuertes envestidas que me hicieron ver las estrellar, después note un vacio en mi culo y como un liquido espero caía por mis nalgas mientras Sergio decía

  • Ya esta Patri estar marcada este culito es mío

Después de todo esto fui al cuarto de baño me di una ducha y me puse un camisón corto morado que le había cogido a mi hermana algo cómodo para dormir en la cama con Sergio, la primera vez que dormiría vestida de nena acompañada de un tío.

 

 


Citar
Etiquetas del relato
Compartir: