Hermana Hipnotizada...
 
Compartir:
Notificaciones
Vaciar todo

Hermana Hipnotizada 01

1 Respuestas
1 Usuarios/as
0 Reactions
535 Visitas
Xochiquetzal
(@xochiquetzal)
Miembro enrollado Autor
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 38
Topic starter  

Ricardo y Pablo llegaron a casa de Rick ese día, particularmente calientes. Acababan de ver una película porno en el cine cercano a la casa de Rick y se desvivían en ganas por darse algo de placer ellos mismos.

 -¡No mames wey- exclamo Pablo- estoy tan caliente que estoy tentado a ir por unas putas y pasarla en grande!

-Y con que dinero- exclamo Ricardo tristemente- gastamos nuestra última lana en esa función.

Ricardo y Pablo se sentaron abatidos en el sofá de la sala, sentados a una distancia prudente uno de otro, pues aun tenían sus respectivas varas tan firmes que tanto uno como otro temían que el otro perdiera la cordura. En ese momento Pablo desprecio haber aceptado la invitación de Rick a quedarse a dormir en su casa, puesto que si estuviera en su casa en ese momento, podría pajarearse a gusto sin que nadie lo viera. Recordó que los papas de Rick habían tenido que salir de viaje y en casa solo estaban Rick y su hermana menor Jacqueline, y hablando de Jacqueline...

 Para beneplácito de sus excitadas entrepiernas, una escultural aparición se poso en la puerta que dividía la sala y la cocina, Jacqueline, la hermana de Rick, estaba envuelta en una bata de ducha, pero aun así, no dejaba de lucir su hermoso cuerpo: su sabrosa piel tostada, sus grandes ojos negros, su largo pelo castaño, sus grandes tetas, su escultural cintura y su amplio culo era lo que mas se notaba de esa beldad.

-¡Hola Pablo!- le saludo ella con una encantadora voz al tiempo que el aludido hacia hasta lo imposible por que Jacqueline no notara su erección- Rick voy a estar bañándome por si me necesitas- explico ella.

A pesar de ser su hermano, Rick no pudo evitar imaginarse estar un rato a solas con su hermana, y también comenzó a lamentar haber invitado a Pablo, ya que tal vez sin el, Rick bien hubiera podido hacer una incursión nocturna a la habitación de Jacky mientras esta dormía.

-Muy bien- dijo con voz apagada y Jacqueline se dirigió al cuarto de baño.

Sin embargo, Ricardo no era el único que estaba teniendo fantasías con Jacqueline en ese momento, Pablo podía visualizar claramente como sometía a Jacqueline para que esta cumpliera cada uno de sus más descabellados sueños, pero fue en ese instante, cuando lo recordó...

Hacia unos meses, un profesor le había prestado unos libros sobre hipnosis, Pablo realmente no creía en esas cosas, pero había decidido darle una oportunidad cuando en el libro leyó que para someter a alguien en trance, se podía usar una esfera de cristal como la que solía usar de collar. Pablo había estudiado el proceso cuidadosamente y un día logro hipnotizar a una de sus tías para que dejara de fumar, aunque el físico de esa tía no le había sugerido a llegar a algo mas con ella. Tal vez si podía conseguir a su mejor amigo de cómplice tal vez habría una oportunidad de que pudiera ponerla en trance, y considerando que era muy posible que Ricardo siguiera tan caliente como él, su cooperación estaba asegurada.

-Oye Rick- dijo acercándose lentamente a él- ¿a que a ti también se te antojo tu hermana?- Rick miro quisquillosamente a Pablo, sin embargo, tenía que ser sincero.

-La neta si, hizo que se me parara más de lo que ya estaba- confesó.

-Y que tal si nos la echamos- sugirió Pablo.

-¡Estas loco, mis papas nos matarían cuando ella nos acuse de violación, ya que como es de casta no creo que nos quiera como sus acompañantes de ocasión!- exclamo Rick.

-Y si te dijera que yo puedo hacer que acceda a acostarse con nosotros, y además que no nos delate- dijo Pablo con una mirada desdeñosa, sin embargo, Rick estaba interesado en eso.

-Te escucho, ¿que propones?- dijo Rick en un susurro.

-Veras, hace unos meses hipnotice a una tia para que dejara de fumar- explico Pablo.

-¡ay si wey! ¿Insinuas que puedes hipnotizar a la gente, y hasta puedes hipnotizar a mi hermana para que nos complazca?- pregunto Rick algo incrédulo.

-No lo estoy insinuando, lo estoy afirmando, ¿recuerdas que mi tía Rita parecía locomotora, pues ahora vela y ya no fuma?- le dijo Pablo. Rick hizo un poco de memoria y recordó que la última vez que había estado en la casa de Pablo, su tía no tenía esa acostumbrada nube de humo al rededor de ella.

-Ahora confías en mí- pregunto Pablo.

-¿Estas seguro de que no recordara nada?- quiso saber Rick antes de proceder.

-Clarines maestro- afirmo Pablo con una mirada que contagiaba confianza.

-Vamos pues, cual es el plan- dijo Ricardo y Pablo comenzó a explicarle lo que se le había ocurrido...

En ese momento en el baño, Jacqueline se estaba enjuagando el jabón del cuerpo, poniendo especial cuidado en sus senos.

 -No quiero que mis Imanes de hombres se maltraten- decía mientras los acariciaba con cariño. Estaba orgullosa de sus grandes tetas, todos sus anteriores novios los había conseguido gracias a sus dos pequeños melones y no pensaba dejar que se maltrataran con facilidad.

-Jacky voy a entrar- se escucho decir a Rick al otro lado de la puerta.

-Ok- contesto Jacky simplemente y se dio vuelta a la pared.

Sin embargo, sintió que alguien abría bruscamente la puerta de acrílico del baño, Jacky se miro y pudo ver a Rick con una maligna mirada en sus ojos, adivinando que sus intenciones no eran buenas, trato de gritar, sin embargo esto ayudo para las intenciones de su hermano, quien rápidamente le metió su pantaleta en la boca y la cargo de tal modo que no podía resistirse. Con mucho trabajo logro meterla en su cuarto y tumbarla en su cama.

-¡Amárrala rápido!- ordeno Pablo quien sostenía dos calcetines en ambas manos.

Con sorprendente habilidad, ambos amigos lograron amarrar las cuatro extremidades de Jacky en la cama, ganando solamente varios arañones en su cara. Sin embargo, la vista de su concha solo lograba excitarlos más y perder más el pudor para hacer lo que tenían en mente.

-Y ahora que- pregunto Ricardo sobándose un rasguño particularmente feo en su brazo.

-Ahora esto- dijo Pablo al tiempo que se sacaba su collar en forma de esfera de cristal del cuello- Hola Jacky, sé que no te parece lo que estamos haciendo, pero créeme, si miras el cristal te sentirás mejor- dijo y comenzó a hacer girar el cristal frente a los ojos de Jacqueline.

Entendiendo con claridad que su intención era hipnotizarla, Jacqueline miro decididamente a otro lado al tiempo que cerraba los ojos con fuerza."¡No lo mirare, no dejare que me dominen!" pensó desesperada.

 -Pablo, no lo está mirando- comento Ricardo preocupado.

-No te preocupes, según el libro este tipo de cristales ejercen una fuerza asombrosa sobre el sujeto al que se lo obliga a mirarlo, lo mismo paso con mi tía, no quería ver el cristal y al final ya vez, la domine- explico Pablo.

“¡Su tía era una pendeja debilucha, conmigo no van a poder!" volvió a pensar Jacqueline desesperada, sin embargo, tenia que aceptarlo, por alguna razón, estaba sintiendo una curiosidad increíble para ver el cristal, al final, no pudo soportarlo más y se pensó: "Bueno, una miradita no me hará daño" enfilo su rostro a donde recordaba estaba el cristal y entre abrió sus ojos un poco para poder echarle un pequeño vistazo al cristal.

Sin embargo, al ver un poco del brillo del cristal, Jacky ya no pudo volver a cerrarlos ojos, de hecho, ya no podía pensar en otra cosa que no fuera el cristal.

-¿Es hermoso no?- pregunto Pablo comprendiendo que ya la tenia en su poder. Jacky, al no poder hablar se limito a asentir.

-Ver el cristal te relaja- dijo Pablo, Jacky se limito a volver a asentir- si, te relaja, cada vez mas y mas, escuchar mi voz te releja, te hace sentir segura, sientes como tu voluntad se va durmiendo, te abandona, te deja convertida en una persona sumisa, solo existen la esfera y mi voz…

Con cada frase que Jacky escuchaba su mente se iba relajando, cada frase que escuchaba se iba convirtiendo en una maravillosa idea para llevar a cabo. Pablo continúo recitando frases de ese tipo, al tiempo que Jacky se limitaba a asentir y a mirar el cristal. Ella ya no podía resistirse, no quería hacerlo, la voz de Pablo tenia razón “debía convertirse en una persona sumisa”, “tenia que obedecerlos en todo” en realidad era algo que ella misma deseaba, pero no se había dado cuenta para aceptarlo.

-Obedecer te complace, debes ser obediente- Jacqueline solo asentía con la cabeza a cada comando que Pablo le daba – te volveras una chica obediente, ante nosotros serás una esclava fiel.-repetia con voz cada vez mas profunda Pablo

 Al final, cuando Pablo dejo de girar el cristal, Rick pudo comprobar que su hermana ahora tenia la mirada perdida y vidriosa.

 -Ya esta, desátala- ordeno Pablo y como si él también hubiera sido hipnotizado, Rick paso a desenmordazar a su hermana, la cual se quedo tendida sobre la cama, convertida en una muñeca sin voluntad.

Pablo se inclino un poco sobre su rostro y saco la pantaleta de su boca.

 -Ahora esclava, inclínate ante nosotros y dinos que eres nuestra esclava.

Jacqueline se puso de pie, sin embargo, acto seguido se inclino ante Rick y Pablo haciendo una reverencia al tiempo que decía.

-Soy su más devota esclava mis amos- dijo Jacky con voz inerte, casi mecánica.

-Muy bien, porque ahora te digo que vas a ser nuestra puta de juguete- dijo Pablo con una sonrisa.

-Si mi amo, seré su puta de juguete- contesto Jacky.

Sin embargo, Rick seguía sin creerlo, así que para comprobarlo, se acerco su mano a uno de los pezones de su hermana y lo apretó con fuerza, la única reacción por parte de su hermana fue una pequeña lagrima que rodo por su rostro.

 -¿Ahora si me crees?- pregunto Pablo comenzando a sobarse su verga.

-Sí, ¡A disfrutar!- exclamo Rick al tiempo que ambos amigos se despojaban de sus ropas.

Hicieron que Jacqueline se pusiera de pie y cada uno se poso tanto detrás como delante de ella. Rick, sin ninguna vergüenza, comenzó a masajearle las tetas con morbo, mientras que Pablo comenzó a tocar su delicioso culo con su mano, apretándoselas y pellizcándolas a su antojo, mientras le decía.

 -Las tienes muy ricas y carnosas Jacky, te las voy chupar hasta que grites de placer- aunque sabia bien que Jacky no podía tener ninguna reacción de ese tipo.

Por su parte, Ricardo seguía ocupado con las tetas de su hermana y había comenzado a coger los pezones dándoles vueltitas, y se alegro en comprobar que a pesar de estar en trance, estos se pusieron totalmente duros y salidos, dándole toda la impresión de que estaba excitándose con sus juegos al mismo tiempo que de su coño había comenzado a soltar una cantidad de espesa baba.

Ahora Pablo le estaba repegando su enorme bulto en su ano, mientras le susurraba a Jacky al oído.

 -A ver putita, pórtate bien, como debes de hacerlo.

-Abre las piernitas un poquito más nena- ordeno Ricardo

Jacqueline obedeció, y su hermano aprovecho para hincarse a la altura de su coño, mientras Pablo aprovechó para meter sus dedos en la raja de su culo y poder separárselas al tiempo que decía.

 -Que culo tan encantador tiene tu hermana.

-Abre más las piernas puta, que te voy a lametear para que saques más leche- exclamo Rick mientras pasaba sus dedos por el coño de su hermana que ya estaba empapado y listo para correrse.

 Ricardo se arrodilló frente a ella, sin dejar de agarrarle las tetonas, pero después utilizó sus manos para tomar los muslos por adentro y separárselos lo más que pudo, mientras Pablo ya habia comenzado a pasarle su verga por el culo.

 Ricardo comenzó a chuparle el coño, con la lengua bien sacada, desde abajo hasta el clítoris, recordándole en momentos.

 -Así putita, estás haciéndolo muy bien rica, mueve esas nalgotas para darnos más placer.

Y como movida por una fuerza extraña, Jacqueline comenzó a menearse con movimientos casi rítmicos, gimiendo sin parar, apretando su coño contra la cara de su hermano, mientras este le metía la lengua hasta donde llegaba, sintiendo la verga de Pablo queriendo meterse en su culo, un culo que ya estaba abierto después de tanto trabajo de ambos, inconscientemente deseosa de tener su vergón hasta el centro de ella, rompiéndole el culo a gusto, lo cual en un solo instante hizo, sin dejarla ni respirar, mientras Rick la mamaba y no paraba de pajearse rápidamente

Sintieron como Jacqueline se corría tres veces sintiendo el culo lleno y el coño lamido y mojado, le lleno a su hermano la cara con sus jugos y de pronto se paró, mientras Pablo la empujaba para quedar con la espalda hacia abajo y fue cuando Rick le metió esa polla enorme en su boca, diciendo.

-A mamar puta, que las putas buenas les encanta- Jacky solo esbozo una sonrisa y con muchas ansias tomo la polla de Rick y se la introdujo rápidamente en su boca donde no dejo de succionarla agresivamente mientras tenía la de Pablo enculándola sabroso hasta que ambos amigos no pudieron más y la llenaron toda de su leche cada uno en su lugar, mientras Jacky seguía tragándosela con gusto por el culo y por la boca, como una puta de verdad.

Cuando los papas de Jacqueline y Ricardo regresaron, encontraron la casa inmaculada, y en el sofá de estar estaba Jacky muy acurrucadita con Rick.

-Vaya, parece que finalmente se han podido llevar bien- dijo su papa sorprendido.

Ambos jóvenes se limitaron a asentir y cuando sus padres se subieron a su habitación a dejar sus cosas, Rick solo pudo decir.

-Qué bueno que Pablo te dejo el trabajito, así podemos usarte cuando queramos, no es cierto esclava.

-Si mi amo- se limito Jacqueline a decir antes de besar a su hermano en la boca, al tiempo que Rick le acariciaba su concha y pensaba en nuevas formas de usar a su esclava.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Saludos incestuosos a todos los lectores de Relatos Online. Si alguna persona ha tenido o le gustaría tener alguna experiencia de incesto o tiene fantasías con cualquier miembro de su familia me gustaría que nos pusiéramos en contacto para compartir. También si alguien quiere dejar algún comentario o crítica del relato por favor háganlo creo que aun me falta mucho para ser realmente una buena escritora y me gustaría ir mejorando 😊 Mi correo es: [email protected]

XOCHIQUETZAL
Diosa de la Pasión


   
Citar
Compartir:

Descubre
Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos Relatos Eróticos